Diferenciarnos en el mundo legal

diferenciarnos en el mundo legal

Difrenciarnos en el mundo legal. Os voy a dar un titular: hay más abogados solo en Madrid que en toda Francia. Y por ello, no es casual que el Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) sea el Colegio Profesional con más abogados y abogadas colegiadas allí.

El mundo jurídico está bastante saturado y es que no hay tantos casos para todos. Por ello, es casi obligatorio que nos sepamos diferenciar de los demás.

Claro, decirlo es muy fácil y estaremos todos de acuerdo, pero, ¿cómo logramos diferenciarnos de los demás abogados?

Déjame que te cuente casos reales -están anonimizados- para que se te encienda la bombilla y tengas esa idea que, sin duda, te vestirá de éxito.

Hay más abogados solo en Madrid que en toda Francia.

LOS IDIOMAS COMO DIFERENCIADOR
Sabemos que conocer lenguas nos abre las puertas de nuestro futuro y, por ello, seguro que hemos dado un montón de años inglés o francés, como mínimo. Pero claro, estos idiomas, más o menos son dominados en nuestro mundo legal, no siendo, por tanto, un gran diferenciador.

Por ello, si te quieres dedicar al mercantil o a la extranjería con civil, sin duda, deberías apostar por conocer idiomas menos conocidos como el chino, alemán, árabe, coreano, etc.

Aunque déjame recordarte que hay muchos tipos de comunicación y te quiero presentar el Lenguaje de Signos. Hay un abogado en España que tenía un familiar sordo y, por ello, aprendió lenguaje de signos para poderse comunicar con facilidad. Pues este abogado con esa aptitud, dominando la lengua de signos española, se lleva de calle todos los casos de personas con discapacidad auditiva del país.

Conocer lenguas nos abre las puertas de nuestro futuro.

LA UBICACIÓN COMO DIFERENCIADOR
Como sabéis, nuestro Estado es una península bastante especial, ofreciéndonos múltiples posibilidades. En primer lugar, seguro que conocéis una salida muy demandada que es la extranjería.

Pero claro, esta salida no solo incluye pedir la nacionalidad, también abre un abanico a muchas otras cosas, como los matrimonios y divorcios, las parejas de hecho, las empresas, la contabilidad y un sinfín de casos nos pueden llegar gracias a este sector.

Dando ejemplos: si eres del sur de la península, abrir un despacho que controle el derecho español y el gibraltareño es una muy buena opción.

Como ya sabéis, existen muchos intercambios de personas y mercadería entre Gibraltar y España, creando una situación única para tu despacho abriendo un nicho de mercado que, de seguro, te traerá mucho trabajo.

Otra opción es si eres del Oeste, al lado del olvidado Portugal. Los juristas extremeños y gallegos tienen una oportunidad de oro para explorar el mercado portugués y convertirse en un despacho de referencia. Ah, y no te preocupes por aprender una nueva legislación, aprendida una, aprendida otra. Llevas tiempo especializándote en estudiar ordenamientos jurídicos, así que ¡Adelante!

Si eres del Norte lo tienes más que claro: Andorra y Francia son los ganadores para especializarnos y ofrecer servicios jurídicos entre nuestro país y estos. Tanto para poder ejercer en Andorra como hacerlo en Francia tiene su complicación, puesto que tendremos que convalidar nuestros estudios y, sin duda, deberemos pasar por examinarnos de esta nueva legislación para nosotros. Pero tranquilo, jurista, no hay prisa, tómatelo como un reto.

No quiero dejar de lado la posibilidad que existen en las Islas Baleares y Canarias o si eres de Ceuta o Melilla. En todos estos casos, ya sea por puerto o por proximidad a otro país, especializarse será siempre un caballo ganador.

Y por supuesto que deberemos conocer sus idiomas. El catalán en Andorra es la lengua oficial y así nos encontraremos todas sus leyes y administración. De igual modo en Gibraltar-UK, Portugal o Francia, cada país tiene su lengua y deberemos conocerla para poder ejercer allí.
Aunque claro, no todos los juristas tenemos facilidades para los idiomas, por eso os propongo:

EL EMPLAZAMIENTO COMO DIFERENCIADOR
Muchos de los juristas emprendedores quieren comenzar su ejercicio profesional ya directamente en un local comercial.

Ya sabemos que esto genera un gran gasto, pero tiene sus ventajas. No sólo el de la cercanía al cliente, sino que podemos encontrar emplazamientos que sean ideales para que nuestro negocio sea un éxito.

Ya sabéis que la ubicación para un negocio es super importante, pero, ¿cómo podemos escogerlo para que, además, nos ayude con nuestra marca de despacho?

Pues bien, os voy a contar un caso que conozco: había una vez unos juristas que querían emprender, pero no se podían permitir un buen local en el centro de la ciudad, así que se fueron a las afueras de la misma, en una zona bastante desangelada.

No obstante, esta zona tan barata estaba muy cerca del aeropuerto –ya sabéis que las zonas cerca de los puertos grandes, suelen ser muy baratas, ya que nadie quiere vivir con ese ruido atronador de miles de aviones pasando por encima de su edificio y, menos aún, abrir un local comercial, puesto que no es zona de paso para el cliente-.

Pues bien, una vez estos juristas tenían un local alquilado que no superaba los 300 euros de alquiler, tuvieron la idea de especializarse en reclamaciones de vuelos, de maletas y todo lo relacionado con los viajes, como los visados y comenzaron a repartir panfletos y flyers por todo el aeropuerto.

Imagínate, la idea era buenísima: Vas al aeropuerto vestido de abogado y repartes información sobre la reclamación en vuelos. Los viajantes deciden concertar tus servicios, así que en menos de 5 minutos en taxi se plantan en tus oficinas. Mejor, imposible ¿cierto?

Obviamente es de Derecho decir que no se debe vulnerar el Código Deontológico en el caso de grandes crisis o situaciones publicitarias agresivas.

Otra idea para abrir un despacho si no tenéis un puerto cerca, es valorar la opción de abrir vuestra empresa –porque no lo olvidemos, los juristas también somos empresarios- en una barriada de una ciudad. Ya sabéis que cuanto más os alejéis del centro, más barato es el alquiler de unas instalaciones y os pido que no infravalores a los suburbios y barrios periféricos de vuestra ciudad.

En estos, residen muchas personas con necesidades legales. Y si montáis allí un despacho, estoy segura de que vendrán a vosotros y no se irán al centro, puesto que es lejano y les encantará tener servicios de proximidad.

EL NICHO COMO DIFERENCIADOR
Ya sabemos que vivimos en una constante revolución tecnológica y, por ello, especializarnos en Protección de Datos o en criptomonedas es, sin duda, una buena apuesta. ¡Incluso en Derecho de imagen de influencers! Las posibilidades del LegalTech son tan amplias como el futuro que se nos aproxima.

Pero como esto ya lo sabéis, permitidme que me centre en explicaros otras salidas que, aunque son muy tradicionales, hay falta de letrados por doquier.

Es el caso de la especialización en el Derecho agrario. Ya, suena rarísimo, pero España sigue siendo uno de los principales exportadores de verduras y hortalizas y de ganadería de Europa.

Y claro, todo este sector, como seguro que os sonará, ha tenido muchos problemas en los últimos tiempos, relativos al Derecho Laboral y demás necesidades propias del sector. Para hacer una broma, no os digo que defendáis a las cabras delante de un juzgado, sino que este sector tan amplio necesita representación letrada y, sobre todo, un abogado de proximidad y confianza.

No penséis que apostar por un sector que parece haberse quedado en el pasado es una mala apuesta para vuestro futuro, al contrario. Nuestro Estado seguirá siendo agrario y ganadero durante muchísimos años y también la revolución tecnológica ha llegado a ellos, exigiendo la administración más permisos para poder explotar el negocio agrario.

Es por ello que se convierte en un caramelito para aquellos abogados que, o bien vivan en zonas agrarias o bien se vayan directamente a encontrar el nicho de mercado.

Como esta opción, hay muchas más que pasan desapercibidas de nuestra precepción dado que las vemos lejanas a nosotros o, básicamente, no se les hace tanta publicidad. Pero ello, no es óbice para que pueda convertirse en tu nicho de mercado.

De igual modo, el feminismo galopante y el acceso de las mujeres tanto en el mundo universitario como laboral, ha abierto la puerta a que, muchas de nosotras, nos podamos especializar en género.

Otro caso que me gustaría hacer mención a este punto es que hay muy pocos bufetes especializados en la materia. Como es el caso de AGD Abogados, un bufete especializado en fútbol femenino. Aquí, las posibilidades vuelven a ser inmensas. Pon un poco de imaginación y seguro que las encuentras.

Finalmente, hay otro gran diferenciador que nunca podemos obviar y que, seguramente lo tratemos más adelante con la profundidad que se merece:

LA MARCA PERSONAL COMO DIFERENCIADOR
Está claro que somos muchos abogados y quizá no hay tantos clientes para todos. Pero lo que si sabemos que es los clientes buscan en nosotros la confianza y la tranquilidad. Buscan un abogado resolutivo, capaz de escucharlos y de ayudarles.

Para ello, no hay más opción de tener una marca personal potente que nos ayude a diferenciarnos de los demás. A parte de tener una página web bien bonita con un buen posicionamiento SEO a poder ser, lo siguiente que deberemos hacer es inflarnos de autoestima y hacer el salto a las redes sociales.

No tengas miedo de hacerte una cuenta en Instagram de tu despacho y mucho menos de hacer alguno de los bailecitos de tiktok. Créeme que tener influencia en las redes sociales es el gran amplificador que necesita tu negocio.

No olvides compartir este post

Artículos Relacionados