La normativa de extranjería en España: entre novedades y reformas

normativa extranjeria españa

Las sociedades actuales se encuentran en una continua evolución. Esa tendencia parece vislumbrarse en España, al menos en lo referente a los Derechos Humanos de las personas. Aunque se establezcan diversas restricciones y obligaciones, los extranjeros también tienen derechos en España, siendo una cuestión que ha sido objeto de una modificación reciente.

En todo caso, no constituyen cambios anecdóticos. Conviene señalar que los extranjeros que entran en nuestro país se han venido a enfrentar a un límite temporal trascendental: tres años. Ese era el período de tiempo exigido con carácter general.

Sin embargo, el día 16 de agosto de 2022 entró en vigor el Real Decreto 629/2022, de 26 de julio, por el que se modifica el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009, aprobado por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, introduciéndose las siguientes novedades:

  • La posibilidad de obtención de un permiso de residencia en favor de las personas migrantes que acrediten una permanencia de al menos 2 años en territorio español. En concreto, se trata de un permiso de residencia por “arraigo para la formación”, tal y como se establece en el art. 124. 4 del Reglamento. Asimismo, esta formación tiene que estar orientada al empleo o tratarse de una formación permanente, ya sea en la Universidad u otros centros académicos.
  • El acceso al permiso de residencia a las personas que demuestren haber realizado en los últimos 2 años una actividad laboral que suponga un mínimo de 30h/semanales en un periodo de 6 meses o de 15h/semanales en un periodo de 12 meses, o trabajo por cuenta propia continuado de seis meses.
  • La reducción de los requisitos de acceso al mercado laboral de las personas extranjeras que estén formándose en España y cuenten con permiso de estudios, siempre y cuando no se superen las 30 horas semanales. Por ejemplo, uno de los requisitos es la compatibilidad con las actividades para las que se concedió la estancia.
  • La posibilidad de pérdida de la autorización de residencia temporal y de larga duración a las personas que sean condenadas por trata o tráfico de personas.
  • La eliminación de la necesidad de acreditación por los estudiantes de una estancia continuada de tres años en España para solicitar un permiso de trabajo.
  • La posibilidad de obtención del permiso de trabajo para el cónyuge reagrupado (quien entra en España con posterioridad al cónyuge que ya se encuentra en España). Ese permiso podrá ser usado para trabajar por cuenta propia o ajena, todo ello con independencia del permiso que pudiera tener la persona migrante ya presente en España.
  • El incremento de los plazos de actualización de los permisos de residencia, de dos a cuatro años.

En definitiva, la nueva normativa destaca por introducir una mayor flexibilidad en el proceso de obtención de los permisos de residencia. Sin embargo, al igual que ocurre con otras materias, la aplicación de las normas irá marcando el nuevo régimen jurídico para los extranjeros que entran en nuestro país.

¿Te ha gustado este artículo? No puedes perderte este otro Modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial

No olvides compartir este post

Artículos Relacionados