Me han cancelado un vuelo ¿Qué puedo hacer?

Retraso vuelo

El verano ya está aquí y todos nosotros, juristas o no, estamos deseando irnos de vacaciones. Y cómo también sabemos el avión sigue siendo el medio de transporte más seguro del mundo (y más rápido). Parece ser que todos son ventajas, pero… ¿Podemos tener problemas por coger un vuelo? 

Si, la respuesta es sí. Y ahora procedemos a exponer las situaciones más habituales que nos pueden acontecer en el aeropuerto y cómo salir victoriosos de tal suceso. 

LOS RETRASOS 

Se cree que 1 de cada 5 vuelos europeos se retrasa o cancela. Frente a estas cifras, es importante reconocer el problema y, sobre todo, conocer las posibilidades que tenemos para reclamar a la aerolínea.  

Cómo juristas debemos saber cuál es el amparo legal que nos protege frente a estos retrasos. Hablamos del Reglamento (CE) 161/2004. Este Reglamento, aplicable a todos los vuelos europeos, independientemente de su destinación. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea no puede actuar, cuando la compañía aérea operadora del vuelo no es de la Unión Europea y el vuelo en el que se produjo el incidente parta de un aeropuerto situado fuera de la Unión Europea; en consecuencia, la vulneración de los derechos de los pasajeros queda sometida a lo regulado en los Convenios internacionales o, en su caso, a la normativa del Estado donde se produjo el incidente. 

El mencionado Reglamento (CE) 161/2004 nos califica los retrasos por horas y por distancia de vuelo. Veámoslo juntos. 

Si la distancia de vuelo es de hasta 1.500 km, el derecho a atención se aplica a partir de las 2 horas de retraso. Si el vuelo es intracomunitario es de más de 1.500 km y todo tipo de vuelos entre 1.500 km y 3.500 km aplica el derecho a atención al retraso si su retraso supera las 3 horas. Finalmente, si el vuelo es de más de 3.500 km el derecho a atención se aplicará si su retraso es superior a las 4 horas. 

PERO ¿QUÉ ES ESTO DEL DERECHO A LA ATENCIÓN?

El derecho a la atención opera mientras se espera el vuelo retrasado y es ofrecido por la aerolínea. La empresa deberá proporcionar comida y bebida suficiente para los pasajeros. También dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico. Alojamiento en hotel si es necesario pernoctar o si es necesaria una estancia adicional a la prevista por el pasajero. Transporte entre el Aeropuerto y el lugar de alojamiento. 

Además, si la compañía no cumple con su obligación de proporcionar de manera gratuita la atención indicada, el pasajero debe guardar los recibos de los gastos en los que haya incurrido para posteriormente reclamárselos a la compañía aérea. 

Asimismo, los pasajeros tienen derecho a la información, para ello la compañía aérea debe entregarles un impreso con los derechos que le asisten. En el caso de que no se le haya entregado, solicítelo a la compañía aérea.  

¿Me pueden devolver el dinero por el retraso de mi vuelo? 

¿EXISTE DERECHO A LA COMPENSACIÓN?

Cuando el pasajero llegue al destino final tres o más horas después de la hora de llegada inicialmente prevista por la compañía aérea, el pasajero puede tener derecho a una compensación (de acuerdo con lo establecido en la sentencia de fecha 23 de Octubre de 2012, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea C-581/10 y C-629/10, salvo que la línea aérea puede demostrar que el retraso ha sido provocado por una circunstancia extraordinaria. Además, debe demostrar que ha hecho todo lo posible para evitar el retraso. 

Las compensaciones económicas previstas se establecerán en función de la distancia al destino, siempre que el retraso sea al menos de tres horas o más. 

Si el vuelo es inferior a 1.500 km de distancia, la compensación será de 250 euros. Si el vuelo fuera intracomunitario de más de 1.500 km o todo tipo de vuelos entre 1.500 y 3.500 km, será de 400 euros. Y, finalmente, de ser un vuelo de una distancia superior a 3.500 km, el vuelo será de 600 euros.  

¿Y LOS DERECHOS ANTERIORMENTE SIEMPRE SE APLICAN?

Como buen jurista, sabes que la respuesta a todo es “depende”. Y, según el Reglamento (CE) 261/2004 casos que pueden considerarse como circunstancias extraordinarias una serie de circunstancias pactadas. Conozcámoslas juntos. En primer lugar, si existe inestabilidad política en el país de origen o de destino. También si las condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo. Eso nos lleva consecuentemente si existen riesgos para la seguridad o si existen deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo. También se consideran circunstancias extraordinarias las huelgas que afecten a las operaciones de un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo. 

Evidentemente, todas estas posibles circunstancias extraordinarias han de estar debidamente justificadas para poder considerarlas como tal. 

Existen varias sentencias del Tribunal de Justicia Europeo que crean jurisprudencia y carácter vinculante en los países miembros de la Unión Europea. Es por ello, que además del Reglamento (CE) 261/2004 han de considerarse estas sentencias a la hora de determinar qué incidentes han de ser considerados como circunstancias extraordinarias y cuáles no.  

La sentencia C-315/15 Pesková and Peska entendió que la colisión entre una aeronave y un ave constituye una circunstancia extraordinaria que puede eximir al transportista de su obligación de compensar a los pasajeros. En la misma línea, la sentencia C-195/17 Krusemann y otros comprendió que las huelgas del personal propio de la compañía no pueden considerarse como circunstancias extraordinarias. 

Atendiendo a los efectos técnicos, la sentencia C-549/07 Wallentin-Hermann, las únicas averías que pueden considerarse como circunstancias extraordinarias son las averías debidas a los impactos de los pájaros, a FOD (Foreign Object Debris) en pistas y las detectadas por el fabricante y que afectan a toda la flota de aeronaves. 

No obstante lo anterior comentado, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, en el trámite de resolución de la reclamación correspondiente, valorará la aceptación o no de la existencia de circunstancia extraordinaria en el caso estudiado. 

Pero por desgracia la cancelación o el retraso de tu vuelo no es lo único que puede convertirse en una pesadilla en tus vacaciones. Cada día se pierden 90.000 maletas en el mundo ¡No puedes perderte este artículo en el que te contamos todo lo que debes hacer si te toca a ti!

No olvides compartir este post

Artículos Relacionados