The Great Iuris, el primer pódcast Jurídico que trata el Derecho, la actualidad y el emprendimiento de forma amena, directa y a tu gusto

José Jara Terrés - The Great IURIS

José Jara estudió Derecho a distancia, tanto el Grado como el Máster. El estudio del Derecho lo ha ido acompañando desde la facultad, cuando empezó la carrera estudiaba otros estudios presenciales y más tarde hizo un MBA y empezó a desarrollarse en posiciones de Project Manager en empresas multinacionales de diferentes sectores.

Su etapa profesional en la empresa le permitió vivir en otros países y crecer profesionalmente, pero le faltaba algo a nivel personal que le dio la abogacía, nos confesaba José. Para él, ser abogado es una profesión muy vocacional, y la vive desde la cooperación y la parte más humana de ayudar a otras personas a defender sus intereses.

ACTUALMENTE ESTÁS INMERSO EN EL PROYECTO THE GREAT IURIS, CUENTANOS UN POCO MÁS, ¿DE QUÉ SE TRATA? ¿CÓMO LLEGASTE A ESTE PROYECTO?

The Great Iuris es un pulmón para mí, antes de estudiar Derecho estudié Periodismo y Comunicación Audiovisual y la entrevista siempre me ha parecido un género informativo increíble: primera línea, contacto directo con el entrevistado y si además el tema es interesante pues ahí tienes un cóctel increíble. Al haber estudiado el Grado de Derecho y el Master de Abogacía a distancia, echaba en falta una cosa muy importante: el ecosistema de los compañeros.

¿Cómo nació el proyecto The Great IURIS?

El proyecto ha ido madurando y actualmente contamos con tres secciones, el “Café Jurídico en directo” donde entrevistamos “1 to 1” a personalidades relevantes, proyectos digitales y emprendedores del sector jurídico, y de otro lado dos “Panel Discussion”, que es formato mesa redonda y con mayor calidad de emisión audio y video a través de YouTube Live y más de dos invitados. Los cafés jurídicos los hacemos todos los jueves y puntualmente hacemos algún Panel Discussion sobre temáticas que requieran una visión más multidisciplinar.

En los Panel Discussion se unen dos compañeros y amigos: Sara Calvo, fundadora de Iuris Fácil y Adrián Guardeño, fundador de Visto Para Sentencia. Nuestro lema es que la diversión va primero, antes que la teoría; queríamos hacer un Podcast Jurídico pero un poco más millenial y distendido respecto a otros formatos más tradicionales. Inicialmente estábamos exclusivamente en Instagram, pero a petición popular hemos ampliado las fronteras y actualmente nos pueden escuchar sea en YouTube, como en Spotify, Google Podcast, Apple Podcast y demás plataformas.

En septiembre lanzaremos nuestra propia web y mailing list para The Great IURIS que nos hará estar más cerca a nuestra comunidad. Crecer es una pasada cuando ves que los compañeros disfrutan y aprenden cada semana y esta es la motivación principal del proyecto.

¿CREES QUE ES IMPORTANTE COMBINAR LA PARTE MÁS PROFESIONAL DEL EJERCICIO DE LA ABOGACÍA CON LAS REDES SOCIALES?

Hay un millón de formas de ejercer la abogacía y todas son lícitas siempre y cuando se respeten los límites deontológicos, la lealtad hacia nuestros clientes y el buen hacer.

Habrá abogados que hayan desarrollado una carrera profesional constante en el tiempo y que posean una cartera de clientes y una serie de servicios y no les apetezca o no necesiten estar presentes en Redes Sociales, y es muy respetable.

Personalmente creo que la generación de Abogados jóvenes que estamos emprendiendo actualmente estamos muy abiertos a tener presencia en Redes Sociales, no sólo porque nos permite una cantidad de sinergias y de colaboraciones inimaginables, indispensables en mi opinión si quieres ejercer por cuenta propia, sino también por el hecho de proyectar una imagen profesional en escenarios donde las personas estamos volcadas y dedicamos, cada día más parte de nuestro día a día es indispensable. Para mi Instagram es un escenario de aprendizaje, colaboración y proyección muy interesante y sí considero que es importante estar. Más que en una red social, creo que la clave es encontrar un equilibro y estar presentes e ir midiendo que te aporta cada una de esas redes y focalizarse.

TAMBIÉN TIENES TU PROPIO DESPACHO, JARA TERRÉS, ¿POR QUÉ DECIDISTE EMPRENDER?

Es una pregunta que me hacen mucho últimamente y he llegado a la conclusión de que ha sido un proceso natural. Cuando digo natural me refiero a que a veces sólo es cuestión de seguir nuestros instintos y nuestra vocación. Lo tuve bastante claro, ya en la etapa del Máster me imaginaba en mi propio despacho, con mucha autonomía y tomando decisiones que me proyectaran al tipo de asuntos que me interesaba llevar. La transición de trabajar por cuenta ajena a iniciar un proyecto de emprendimiento como es montar tu propio Despacho no siempre es fácil y hay que tener un poco de músculo para soportar el primer año, pero creo que la ilusión es un ingrediente indispensable si quieres lanzarte a montar tu propio despacho de abogados, sea unipersonal o en cualquier forma asociativa.

Durante varias semanas una vez inicié el proyecto tuve algunas dudas porque trabajar por cuenta ajena siempre te aporta mucha seguridad y estabilidad y dar el salto siempre genera dudas. Pero con el paso de los días fui entendiendo las fortalezas que tenía de mi lado: en la empresa privada viví muchas experiencias muy rápido y me permitió aprender muchas cosas que son indispensables para poner en marcha un Despacho en el 2022.

No debemos olvidar que al final un despacho es una pequeña empresa: obligaciones fiscales, organización, captación de clientes, marketing, recursos humanos, inversión en tecnología, metodologías, y en definitiva un millón de cosas que desgraciadamente no te enseñan en la Universidad.

Mi consejo para los que se quieren lanzar a trabajar por su propio proyecto es que confíen en sí mismos y que trabajen duro, todo esfuerzo siempre trae sus frutos.

ESTÁIS ESPECIALIZADOS EN DERECHO PENAL, CIVIL Y LABORAL ¿CREES QUE ES ÚTIL ESPECIALIZARSE EN UNA O VARIAS RAMAS?

Me gusta ver el Derecho como una piscina olímpica con muchos carriles donde poder nadar. Hay quienes van cambiando de carril y quienes se quedan siempre en el mismo. Otras profesiones no tienen esa ventaja, pero nosotros una vez estamos colegiados podemos llevar asuntos de cualquier especialidad. El primer año del despacho es un año en el que estamos testeando, viendo tipología de cliente, negocio, estableciendo pautas para ser más eficientes, y la mayoría de los Abogados emprendedores llevamos varios asuntos de diferentes áreas porque también son oportunidades de negocio. Requiere una inversión más alta en tiempos porque cada caso te lo tienes que prepara con mucha dedicación y mucho mimo.

Desafortunadamente en la carrera y el Máster no hay mucha formación práctica y en mi caso eso me hizo

tomar la decisión de abarcar varias especialidades e ir testeando y descubriendo, aunque estoy convencido de que me especializaré con el paso de los meses, pero ¿por qué no abarcar más al principio, aunque te suponga más dedicación?

La experiencia es en mi opinión lo que te hace tomar las decisiones correctas; hay muchos compañeros que terminar el Grado, hacen el Máster de Acceso a la Abogacía y seguidamente sin haber ejercido se matriculan en un Máster para especializarse en un área concreta y esto en mi humilde opinión es un error, porque una cosa es el estudio y otra muy distinta el ejercicio profesional. La especialización llega también de manera natural, especialmente en las ciudades grandes.

COMO PROFESIONAL EJERCIENTE DEL SECTOR, ¿QUÉ CONSEJO LE DARÍAS A UNA PERSONA A PUNTO DE FINALIZAR SUS ESTUDIOS EN DERECHO?

Pues yo les diría a los estudiantes de Derecho que no pierdan la ilusión, que el estudio teórico es un muy sacrificado y que es fácil perderse por el camino. A los que sientan la vocación por la justicia especialmente les diría que sean constantes porque todo llega y la abogacía siempre va a ser una profesión esencial y hay sitio para ellos. No solamente es que hay sitio, sino que os estamos esperando. ¡Ánimo a todos!

No olvides compartir este post

Artículos Relacionados